sábado, mayo 19, 2007

Qué raro todo...



Ahora mismito debería estar en un curso de preparación al casting, pero no tengo ganas ninguna. Así que creo que voy a tirar el dinero y voy a pasar del mismo.
Qué raro en mi!!

Ayer fuí a colaborar en una movida de improvisación y acabé saliendo con 20 personas ¿? más o menos. Un colega, Elias, cogió la guitarra y... como hace siempre, la lió!! L@s 20 en una plaza se conviertieron en 40 palmeando y bailando (suena típico pero tan real...). Luego, de camino a la alameda, parada en un bar de los de toda la vida, se oía una guitarra y un cante jondo que...quitaba el sentío (o al menos a mi me lo parecía). A puerta cerrada pedimos entrar. Entramos y la seguimos montando. L@s 40 se convirtieron en 60!! Mirabas hacia atrás y daba respeto ver a tanta gente. Lo que es capaz de hacer una guitarra, gente de buena leche y ganas de pasarlo bien.
Por un momento me sentí tan bien...
Me sentí afortunada de formar parte de aquello y me entraron ganas de compartirlo...

Llegad@s a la Alameda la cosa siguió, pero me fuí desinflando. Luego a otro bar llenito de gente y humo. Encuentro con más amigas y conocidas. Miraba a mi alrededor y aunque todo el mundo me daba muestras de cariño y no paraban de decirme cosas bonitas... Bufffff ¡¡qué fuera de lugar me sentía!!. Es como la sensación esta en la que te sales de tu cuerpo y lo ves todo desde fuera?? Pues así. ¡¡¡qué raro en mi!!!

Logré marcharme con ese pellizquito que da cuando las cosas no están bien y sentí unas ganas inmensas de ver a mi gatita. La niña de las estrellas no estaba y, sin su permiso, me planté a las 5 de la mañana en su casa con el pijama.
Qué paz tan grande entrar por la que fue durante 8 años mi puerta... Buffff es... la paz, la relajación, lo conocido... Mi vista está acostumbrada a cualquier rincón de esta casa. Aquí no hay miedos, ni esfuerzo, ni insomnio, ni soledad...
Hoy, al despertar, una sensación de bienestar me inundó, luz del sol a través de la ventana, Niebla a mis pies, la comodidad del colchón, el hueco de la almohada... Todo.

Sé que todo se construye con tiempo, sé que todo pasa, qué todo se recoloca... Durante un tiempo tuve la capacidad de ralentizar las horas... ahora quisiera saber como acelerarlo y que todo pase, que pase ya...

1 Comments:

Blogger Izel said...

Me encantan los provervios... es la sabiduría popular que cae a plomo... y hoy tu post me ha recordado uno que dice..."Hasta el camino más largo comienza con un paso"... y así, un paso detrás de otro,se llega a todos sitios(aunque todo sea feo)

Ánimo...

9:47 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home